UCAUCE PRESENTA SU INFORME SOBRE LAS REBAJAS DE VERANO 2022

  • Las malas perspectivas económicas estancan la previsión de gasto en las rebajas, que en Andalucía se situará en un gasto medio de 62,24 euros por persona

  • La previsión del gasto medio experimenta sólo un crecimiento del 3%, frente a unos datos de inflación que superan ya el 9%

Andalucía, 23 de junio de 2022. Como es tradicional, la Unión de Consumidores de Andalucía (UCAUCE) presenta su informe sobre rebajas de verano en 2022 incorporando las tendencias y las previsiones de gastos de la población andaluza, con datos autonómicos y por provincias. También se trasladan las indicaciones, consejos y recomendaciones para afrontar con garantías este período estival de compras.

La incertidumbre, la elevada inflación y la negativa percepción de la situación económica en general estancan las previsiones de gasto de la población andaluza en las rebajas de verano de este año. En este sentido, la previsión de gasto medio se situará en los 62,24 euros, lo que representa un incremento de en torno al 3%, pero, con unos datos de inflación que superan ya el 9%, nuestro dinero en compras cundirá sustancialmente menos.

Por provincias Almería (69,12 euros), Málaga (69,05 euros) y Córdoba (67,57 euros) son las que más prevén gastar. Por el contrario Huelva (52,60 euros), Cádiz (55,29 euros) y Granada (56,45 euros) son las que prevén menos gastos en rebajas. En cualquier caso, todas las provincias andaluzas incrementan muy ligeramente su previsión de gasto respecto al 2021.

PREVISIÓN DE GASTO REBAJAS DE VERANO

POR PROVINCIAS

ALMERÍA 69,12

CÁDIZ 55,29

CÓRDOBA 67,57

GRANADA 56,45

HUELVA 52,60

JAÉN 61,66

MÁLAGA 69,05

SEVILLA 66,18

ANDALUCÍA 62,24

Como viene siendo tradicional, por sectores de gasto, el textil sigue estando a la cabeza, y representará más del 61% del gasto previsto, seguido por el calzado y los complementos con un 15%. Los siguientes sectores de gasto en rebajas serían los relacionados con las compras para el hogar, que representan el restante 14% del gasto previsto. Algunas personas consumidoras encuestadas apuntan también para justificar este estancamiento y, en relación al textil, a ser un sector de mercado en competencia, por la proliferación de pequeñas tiendas low cost y tiendas outlet, e incluso las tiendas de ropa de segunda mano, como alternativas a sectores de población con economías más ajustadas. Todo ello estaría restando mercado, en los últimos años, a la compra de textil en los períodos de rebajas tradicionales.

Como viene siendo habitual desde UCAUCE aprovechamos la presentación de este informe para recordar a las personas consumidoras una serie de consideraciones a fin de paliar el desconocimiento y la incertidumbre que existe sobre la regulación de las rebajas. De entrada, con la normativa vigente, “las ventas en rebajas podrán tener lugar en los periodos estacionales de mayor interés comercial, según el criterio de cada comerciante”, el cual podrá decidir también libremente la duración de cada periodo. A continuación, señalamos las principales normas aplicables a las ventas en rebajas:

  • En cuanto a las condiciones generales de venta:

  • Si el establecimiento admite devoluciones durante toda la temporada, también debe hacerlo en época de rebajas.

  • Si el establecimiento admite el pago con tarjetas durante el resto del año, también debe aceptarlo durante el periodo de rebajas.

  • En cuanto a la información y publicidad:

  • Cuando se anuncia una venta en rebajas, el establecimiento debe disponer de existencias suficientes de productos idénticos para ofrecer al público en las mismas condiciones prometidas.

  • No podrá anunciarse la venta en rebajas de un establecimiento comercial cuando afecte a menos de la mitad de los productos ofrecidos en el mismo, sin perjuicio de que pueda anunciarse la de cada producto o artículo en concreto.

  • Tanto en la publicidad de estas ventas como en la información ofrecida a los consumidores, se deben indicar las fechas de comienzo y el final de las mismas.

  • En cuanto a los precios de los productos rebajados:

  • Las reducciones de los precios se consignarán exhibiendo, junto al precio habitual y sin superponerlo, el precio rebajado de los mismos productos o idénticos a los comercializados en el establecimiento.

  • Cuando se trate de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastará con el anuncio genérico de la misma sin necesidad de que conste individualmente en cada artículo ofertado.

  • En cuanto a la separación de los productos rebajados:

  • Cuando las ventas en rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados estarán debidamente identificados y diferenciados del resto.

  • Cuando se efectúe al mismo tiempo y en el mismo local ventas en rebajas y de saldos o en liquidación, deberán aparecer debidamente separadas con diferenciación de los espacios dedicados a cada una de ellas.

  • Y finalmente en cuanto a los artículos que no pueden ser vendidos como rebajas:

  • Los que estén deteriorados por alguna causa, ya que éstos son los considerados saldos.

  • Los adquiridos expresamente para esta finalidad.

  • Los que no estuvieran dispuestos en el establecimiento para la venta al consumidor con un mes de antelación a la fecha de inicio de la venta en rebajas.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

Como primera regla, desde UCAUCE se aconseja a las personas que acudan a las rebajas no realizar gastos superiores a su presupuesto o a los permitidos por la situación de la economía familiar. Para ello es fundamental comprar sólo lo necesario, controlar el gasto que se va realizando, no dejarse llevar por el impulso y evitar ir de compras como forma de ocio.

Otra precaución fundamental es la de elegir productos seleccionados antes del comienzo del periodo de rebajas, lo que permite conocer el precio anterior a la rebaja y evitar caer en la compra de productos de escasa calidad adquiridos expresamente para estas fechas por los comerciantes. En cualquier caso, desde UCAUCE se hace un llamamiento a los consumidores para que no olviden que la rebaja es de precios y no de derechos, haciendo valer los mismos en época de rebajas.

Finalmente, desde UCAUCE aconsejamos y recordamos a las personas que compren en rebajas que:

  • Hay que comprobar que la calidad y la garantía del producto sean las mismas que en cualquier otra época del año.

  • Los productos de temporada son los únicos que se pueden ofertar en rebajas y lo normal es que hayan permanecido en la tienda antes de dichas rebajas.

  • En la etiqueta debe constar el precio antiguo y rebajado.

  • Las formas de pago deben ser las mismas que en cualquier otro periodo.

  • El ticket de compra o factura es imprescindible para realizar una devolución o reclamación. Además los comercios se encuentran obligados por ley a facilitarlo siempre.

  • Los productos rebajados deben estar claramente identificados y separados de los que no estén rebajados, para evitar con ello confusiones a los clientes.

  • Los elementos con taras, desfasados o con deterioros, deberán identificarse como saldos.

  • Hay que prestar especial atención al régimen de cambios o devoluciones que establezca el comercio, puesto que, salvo en caso de productos defectuosos, no tiene obligación de aceptarlo más que en las condiciones en que se haya informado al consumidor.

  • La persona consumidora tiene el derecho de pedir la hoja de reclamaciones si no está conforme. Los comerciantes se encuentran obligados por ley a facilitarla y en caso contrario se podrá denunciar al establecimiento ante las autoridades competentes en materia de consumo.

  • Tanto en rebajas como en cualquier otro periodo de compras es recomendable optar por comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.

Recordamos finalmente un año más desde UCAUCE que la venta de saldos en lugar de productos de temporada rebajados, la ausencia o incorrecciones en el etiquetado o la limitación de los derechos de las personas consumidoras son los motivos de reclamación más frecuentes, aunque no los únicos.

UCAUCE solicita soluciones urgentes para el conflicto en el sector del transporte

  • Llamamos a la calma, al sosiego y a la responsabilidad del conjunto de los consumidores y la sociedad en general, en sus comportamientos y reacciones a la hora de comprar.

  • Evitar que la situación vaya a más y se llegue a situaciones graves de desabastecimiento requiere que las administraciones tomen cartas en el asunto de manera urgente

Andalucía, 16 de marzo de 2022. La Unión de Consumidores de Andalucía (UCAUCE) traslada al conjunto de la ciudadanía andaluza su tremenda preocupación por las situaciones que se vienen produciendo en Andalucía y en otras comunidades autónomas a raiz de los paros convocados en esta fechas en el sector del transporte y los efectos en forma de desabastecimiento que puede provocar. Ante estas situaciones, como organización de consumidores y usuarios solicitamos soluciones urgentes a los responsables del sector y al conjunto de instituciones y administraciones competentes que puedan contribuir a la inmediata solución de esta problemática. También hacemos una llamada a la calma, al sosiego y a la responsabilidad del conjunto de los consumidores y la sociedad en general, en sus comportamientos y reacciones a la hora de comprar.

Entendemos desde UCAUCE que para evitar que la situación vaya a más y se llegue a situaciones graves de desabastecimiento real en los establecimientos comerciales de algunas zonas de nuestra geografía, cabe exigir a las administraciones que tomen cartas en el asunto de manera urgente e inmediata para defender los intereses generales de los consumidores que con cansancio, acumulan un episodio más de desasosiego que se suma a la resaca de una pandemia aún muy presente o a las repercusiones derivadas de la invasión rusa de Ucrania.

Por otra parte, también hacemos un llamamiento a los consumidores andaluces para mantener el sosiego, la tranquilidad y la cordura y ser más racionales y sensatos a la hora de consumir durante estos días que duren los paros en el transporte para, lejos de contribuir a crear más alarma, propiciar un consumo responsable y racional y no incitar una injustificada histeria social.

Llamamos por tanto a las personas consumidoras a mantener la tranquilidad en un ejercicio de racionalidad y responsabilidad a la hora de consumir, especialmente productos de alimentación y gran consumo. Del mismo modo, también creemos que es urgente que administraciones competentes y sector negocien los necesarios acuerdos que solucionen el conflicto de manera inmediata, por el bien, tanto del sector, como del conjunto de la sociedad. Porque para UCAUCE resulta esencial que administraciones y responsables del sector del transporte se reúnan, negocien y encuentren una solución que normalice lo antes posible la situación y evite complicaciones y un mayor deterioro, con las colaterales perturbaciones para los consumidores, victimas de un a situación tan anormal como la que viven.