‘Somos optometristas’ y la Unión de Consumidores de Almería-UCA/UCE presentan una campaña para prevenir a los almerienses de los daños que puede provocar el uso de lentillas sin revisiones periódicas

  • El 20 por ciento de los usuarios que utilizan lentes de contacto sin someterse a revisiones abandonan su uso por complicaciones.
  • Ambos colectivos denuncian la existencia de webs no reguladas, que venden estos productos ópticos sin garantías y que incumplen las leyes sanitarias.

UCA-UCE REVISIONES PERIÓDICAS

Almería, 3 de febrero de 2015. La presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía (COOOA), Blanca Fernández, el vocal delegado provincial del COOOA, Javier Sebastián, y el presidente de la Unión de Consumidores de Almería, José Antonio Díaz Roda, han presentado esta mañana en el hotel Tryp Indalo la primera campaña de ‘Somos optometristas’ de 2015, una iniciativa del COOOA que pretende hacer llegar a los usuarios andaluces una serie de recomendaciones y consejos sobre salud visual y que tras sus tres primeras campañas ha obtenido más de un millón de impactos en las redes sociales.

En esta ocasión, ‘Somos optometristas’ y la Unión de Consumidores de Almería se han unido para advertir a los usuarios almerienses sobre los riesgos de utilizar lentes de contacto sin someterse a revisiones periódicas y para denunciar la existencia de webs no reguladas, que incumplen las leyes sanitarias y venden este producto sin garantías. Blanca Fernández explica que “sin las pruebas de tolerancia y adaptación inicial adecuadas, sin asistir a las revisiones periódicas semestrales, sin usar los parámetros, marcas o productos recomendados por el profesional óptico-optometrista y sin seguir los protocolos de limpieza y desinfección indicados, el usuario puede sufrir serios problemas en la visión”. De hecho, continúa, “una de cada cinco personas que utilizan lentes de contacto y no se someten a revisiones periódicas, abandonan su uso por complicaciones”.

Por su parte, José Antonio Díaz Roda comenta que “si bien muchos consumidores se ven atraídos por posibles ofertas gancho a través de webs o mensajes en redes sociales, determinados productos como las lentes de contacto no deben adquirirse sin la supervisión de un profesional óptico-optometrista. No es la primera vez que nos encontramos con fraudes relacionados con productos de carácter sanitario y desde nuestro punto de vista son los más peligrosos que puede encontrarse un consumidor por el serio riesgo a la salud que pueden acarrear”.  

Además, los ópticos-optometristas recomiendan el uso de lentes de contacto desde niños hasta adultos, ya que son múltiples sus beneficios, siempre que detrás exista un control por parte de un profesional de la visión.

Para concienciar e informar sobre este tema, la campaña llegará a la sociedad a través de las ópticas andaluzas, las redes sociales (Facebook y Twitter de ambas entidades) y las páginas web http://somosoptometristas.com y http://www.uniondeconsumidores.com/

Por otro lado, desde ‘Somos Optometristas’ y la Unión de Consumidores de Almería-UCA/UCE denuncian que existen páginas web donde se realiza la venta de productos sanitarios sin una adaptación ni control previo e individualizado por parte de un profesional cualificado.

En este sentido, en España, el Consejo de Ministros prohibió la venta de cualquier producto sanitario sujeto a prescripción a través de portales de internet, según el artículo 2.5 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, en la redacción introducida por la Ley 10/2013, de 24 de julio, una situación que afecta directamente a las lentes de contacto y a otros artículos del mismo ámbito. De esta forma, encontramos en el artículo las siguientes referencias específicas:

Se prohíbe la venta por correspondencia y por procedimientos telemáticos de medicamentos y productos sanitarios sujetos a prescripción” y “En materia de sanciones, por motivos de salud y seguridad se extienden a los productos sanitarios, los cosméticos y los productos de cuidado personal las distintas previsiones que la Ley ya recoge para los medicamentos. De este modo, se adoptan las garantías de defensa de la salud pública y las medidas cautelares. A su vez, se prohíbe la venta a domicilio y cualquier tipo de venta indirecta al público de productos sanitarios, así como su publicidad”.

Por ello, desde ambas entidades insisten en que las personas que adquieren lentes de contacto a través de internet no son conscientes del riesgo que conlleva este tipo de práctica para su salud visual. “Generalmente, al realizar su pedido, solo tienen presente la graduación y olvidan otros factores como la película lagrimal, la superficie y topografía de la córnea, la demanda de oxígeno, la permeabilidad e hidratación del material,  la laxitud palpebral, la capacidad de enfoque o la coordinación de la visión binocular, entre otros aspectos”, detalla Fernández.

Ópticos Optometristas y la Unión de Consumidores de Almería-UCA/UCE insisten en que el uso de lentes de contacto debe estar siempre controlado por un profesional de la visión, incluso en el momento de la venta del producto. Desde 2010 se han duplicado los casos de ceguera provocados por infecciones oculares a causa de acanthamoeba corneal, que han tenido lugar por la falta de revisiones y chequeos periódicos.

Salud organiza el I Foro de Fundaciones Gestoras de la Investigación del Sistema Sanitario Público

Andalucía, 17 de septiembre de 2009.El objetivo de esta actividad es poner en común asuntos de interés relacionados con el modelo de gestión de la investigación en Andalucía

           La Fundación Progreso y Salud, entidad central de gestión de la investigación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, organiza hoy el I Foro de Fundaciones Gestoras de la Investigación, que se celebra hasta mañana en la localidad malagueña de Antequera.

            En este encuentro participarán representantes de las distintas fundaciones gestoras locales de la investigación y se tratarán temas de interés común sobre el modelo de gestión de la investigación en la sanidad andaluza. Así, se abordarán aspectos de carácter jurídico, administrativo, financiero, estructurales… y se pondrá especial énfasis en desglosar los servicios que estas entidades ofertan a los investigadores del Sistema Sanitario Público  de Andalucía.

            Este foro, que nace con carácter permanente, es un espacio idóneo para compartir y debatir experiencias e ideas en lo que respecta al trabajo diario de las fundaciones que, distribuidas por todo el territorio andaluz, son piezas fundamentales para el impulso de la investigación en Salud en el sistema. Para ello, se crearán grupos de trabajo orientados a optimizar los servicios y recursos que ponen a disposición de los investigadores y a mejorar la calidad de los mismos.

  El mapa de las estructuras locales

En Andalucía existen seis fundaciones gestoras locales de la investigación: Fundación para la gestión de la investigación biomédica en la provincia de Cádiz, Fundación andaluza Beturia para la investigación en Salud en Huelva, Fundación para la Investigación Biomédica en Córdoba, la Fundación Instituto Mediterráneo para el Avance de la Biotecnología y la Investigación Sanitaria en Málaga, la Fundación de la investigación biosanitaria de Andalucía Oriental Alejandro Otero –que da cobertura a las provincias de Granada, Jaén y Almería-, y, por último, la Fundación pública andaluza para la gestión de la investigación en Salud en Sevilla, recientemente constituida y con la que se ha completado el Plan de Estructuras de Gestión de la Investigación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, iniciado hace ahora cinco años en el marco del Plan Estratégico de I+D+i en Salud 2006-2010.

Todas ellas juegan un papel fundamental en la promoción de la investigación de calidad y excelencia en la sanidad andaluza pues, en el ámbito geográfico que le corresponden, desempeñan labores de gestión de la investigación en coordinación con la Fundación Progreso y Salud (de carácter regional), constituyendo así una red de información y servicios que ofrece apoyo, soporte y gestión a los grupos de investigadores que desarrollan proyectos científicos en toda Andalucía.

Este modelo organizativo implica un avance cualitativo de gran calado al permitir que cualquier profesional del sistema -independientemente del lugar en el que desempeñe su actividad dentro del territorio andaluz-, cuente con soporte de gestión y apoyo a sus actividades de investigación.

La creación y puesta en marcha de este entramado de fundaciones gestoras de la investigación es una de las líneas de actuación llevadas a cabo por la Consejería de Salud para impulsar y apoyar la investigación en Salud en Andalucía. Y es que con el Plan Estratégico de I+D+i en Salud como base, se han llevado a cabo múltiples acciones encaminadas, no sólo al desarrollo de la investigación en los grandes centros temáticos, como el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO) y el Centro Andaluz de Nanomedicina (BIONAND), sino también en el resto de centros asistenciales de Andalucía. La creación de nuevas estructuras que garanticen la práctica científica es una apuesta decidida del Gobierno andaluz.