La Unión de Consumidores de Andalucía solicita a la Junta de Andalucía su inclusión y participación en las Mesas Provinciales de Aeropuertos.

UCA-UCE AEROPUERTOAndalucía, 29 de enero de 2014. En los últimos meses, y en diferentes ciudades andaluzas con aeropuerto, la Unión de Consumidores se ha sumado a otros muchos colectivos sociales y ciudadanos preocupados por la situación por la que atraviesan muchos aeropuertos andaluces que, desde que comenzó la crisis en 2008 han venido perdiendo tanto pasajeros como rutas de vuelos, con los graves perjuicios que ello provoca, tanto a los usuarios de este transporte, como a los intereses turísticos de cada una de esas ciudades y en general de nuestra Comunidad Autónoma. Muchas de las entidades y organizaciones sociales que estamos canalizando esta preocupación, abordamos estas infraestructuras de movilidad como auténticamente vitales, lo que entendemos requiere la urgente reacción del conjunto de las administraciones públicas implicadas, para poner en marcha ambiciosos planes específicos y promocionar los aeropuertos andaluces atrayendo nuevas compañías operadoras, nuevas rutas y el consiguiente aumento de pasajeros que pongan en valor y rentabilicen estas infraestructuras, en las que se presten servicios de calidad para el conjunto de la ciudadanía andaluza.

 En este sentido, desde esta Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE,  hemos tenido conocimiento y valoramos positivamente el proceso de constitución en nuestra Comunidad Autónoma de las Mesas Provinciales de Aeropuertos. Sin embargo, nos ha resultado sorpresivo y extraño que, según se ha hecho público, de las mismas formarán parte las instituciones públicas del Gobierno de España, las del Gobierno de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de la ciudad respectiva, así como otros agentes económicos y sociales más representativos, pero únicamente los que representan a empresarios y sindicatos, dejando fuera la necesaria y conveniente representación de los destinatarios finales de estos servicios aeroportuarios, es decir, la representación legítima de las personas consumidoras y usuarias.

A este respecto, la Unión de Consumidores de Andalucía, como organización socialmente comprometida y como miembro, tanto del Consejo Andaluz de Turismo, como del Consejo Andaluz de Transportes, ha trasladado por escrito al Consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, D. Rafael Rodríguez, su intención y petición formal de poder formar parte de las citadas Mesas, en los diferentes aeropuertos andaluces en los que se constituyan, a través de sus diferentes Uniones de Consumidores Provinciales. La razón de esta petición es que entendemos que nuestra presencia puede sin duda servir para garantizar que los derechos y los legítimos intereses que representamos como organización de personas consumidoras y usuarias estén convenientemente representados en un proceso, sin duda, de vital importancia para el conjunto de la ciudadanía andaluza y en el que no se puede olvidar, en todo caso, que es la ciudadanía la destinataria final de las acciones que se emprendan o planifiquen para la ordenación de este sector y de estas infraestructuras.

La Unión de Consumidores de Andalucía rechaza las nuevas tarifas de AVE(03.06.11)

 
Andalucía, 3 de junio de 2011. La Unión de Consumidores de Andalucía se manifiesta alarmada ante la iniciativa de RENFE de dejar los precios de los pasajes de AVE al arbitrio de la oferta y la demanda, ya que -si bien puede permitir ofertas a la baja en las horas y días “valle”- facilita una subasta al mejor postor en los trayectos, fechas y horarios más solicitados y necesarios para los usuarios.
 
Con esto se está dando la espalda al carácter de servicio público de un transporte ferroviario vital para el desarrollo y cohesión socioeconómica del Estado Español, mercadeando con unas infraestructuras financiadas con fondos públicos y anticipando una liberalización que se va a beneficiar de las inversiones efectuadas con dinero de toda la ciudadanía sin que de entrada, y vista la experiencia en otros sectores, permita augurar una competencia que mejore el servicio y abarate los precios.
 
    Dicho sistema de fijación de tarifas, en la medida en que no se establezcan límites parejos a las actualmente establecidas, va a suponer un encarecimiento encubierto de las mismas, haciéndolas inasequibles para usuarios de perfil medio-bajo, que se verán discriminados por su capacidad económica para acceder al servicio en las fechas y horarios en que lo precisen.
 
    En opinión de UCA-UCE no se puede extrapolar el ejemplo de las líneas aéreas por cuanto éstas ni son empresas públicas ni prestan sus servicios en régimen de monopolio como aún ocurre en el transporte ferroviario. De hecho, la implantación de líneas de alta velocidad han minimizado los servicios convencionales sobre los mismos trayectos, eliminando posibles alternativas más asequibles.

 

    Por todo ello, la Unión de Consumidores de Andalucía demandará el mantenimiento de las tarifas máximas, acordes con las actualmente vigentes para los servicios de Alta Velocidad.