La Diputación destina 400.000 euros a las subvenciones dedicadas a actividades de cooperación.

HUELVA, 20 de enero de 2011. (EUROPA PRESS). La Diputación de Huelva, a través del Área de Cooperación Internacional, ha aprobado en la última junta de gobierno las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para la realización de actuaciones en materia de cooperación internacional al desarrollo. En este año 2011, la cuantía aproximada que destinará la institución supramunicipal para estas subvenciones rondará los 400.000 euros.

   Según ha informado la Diputación en una nota, las intervenciones de cooperación internacional para el desarrollo que sean subvencionadas en esta convocatoria tendrán como finalidad la erradicación de la pobreza y la consolidación de los procesos encaminados a asegurar un desarrollo humano sostenible.

   A estas ayudas podrán concurrir aquellas organizaciones que estén válidamente constituidas, que actúen en el ámbito geográfico de la provincia y que dispongan de experiencia y una estructura suficiente que garanticen la ejecución de las actuaciones.

   En particular se valorarán proyectos que respondan a las necesidades de desarrollo económico social, cultural y medioambiental de las poblaciones destinatarias y en especial, a las necesidades básicas de los sectores más desfavorecidos, proyectos viables y sostenibles, una clara justificación de la necesidad de una ayuda externa e intervenciones que contribuyan al desarrollo y fortalecimiento de estructuras democráticas, al fomento de la participación social y ciudadana y, en especial, a la integración de las minorías o colectivos desfavorecidos.

   De este modo, se priorizarán los proyectos o programas que tengan lugar al menos uno de los países señalados como prioritarios en las bases y que son los de América Central, Caribe, América del Sur, Norte de África, Oriente Próximo y África Subsahariana.

   En la selección y valoración de las propuestas se tendrá en cuenta, con respecto a la ONGD solicitante, la implantación y presencia en la provincia de Huelva, la capacidad organizativa y experiencia en la ejecución de proyectos de desarrollo, así como su implicación financiera en el proyecto.

   En relación a la contraparte local, se valorará su capacidad organizativa y su experiencia en proyectos de desarrollo con otros agentes de la cooperación internacional, su ámbito de actuación y especialización, su implicación en el proyecto, su aportación al presupuesto y la relación que mantiene con los beneficiarios.

   Además, en cuanto al proyecto, se valorará la adecuación a las prioridades de la convocatoria, la descripción de la zona y el contexto en el que se interviene, la lógica de intervención en relación a la adecuación a la problemática descrita así como la eficacia del procedimiento de ejecución, de los objetivos, actividades, resultados y sus medios de verificación, la coherencia y eficiencia del presupuesto y recursos solicitados, la identificación y participación de los beneficiarios y la viabilidad técnica y financiera, así como el impacto económico y social del proyecto.

 

La Diputación destina 400.000 euros a las subvenciones dedicadas a actividades de cooperación.

HUELVA, 20 de enero de 2011. (EUROPA PRESS). La Diputación de Huelva, a través del Área de Cooperación Internacional, ha aprobado en la última junta de gobierno las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para la realización de actuaciones en materia de cooperación internacional al desarrollo. En este año 2011, la cuantía aproximada que destinará la institución supramunicipal para estas subvenciones rondará los 400.000 euros.

   Según ha informado la Diputación en una nota, las intervenciones de cooperación internacional para el desarrollo que sean subvencionadas en esta convocatoria tendrán como finalidad la erradicación de la pobreza y la consolidación de los procesos encaminados a asegurar un desarrollo humano sostenible.

   A estas ayudas podrán concurrir aquellas organizaciones que estén válidamente constituidas, que actúen en el ámbito geográfico de la provincia y que dispongan de experiencia y una estructura suficiente que garanticen la ejecución de las actuaciones.

   En particular se valorarán proyectos que respondan a las necesidades de desarrollo económico social, cultural y medioambiental de las poblaciones destinatarias y en especial, a las necesidades básicas de los sectores más desfavorecidos, proyectos viables y sostenibles, una clara justificación de la necesidad de una ayuda externa e intervenciones que contribuyan al desarrollo y fortalecimiento de estructuras democráticas, al fomento de la participación social y ciudadana y, en especial, a la integración de las minorías o colectivos desfavorecidos.

   De este modo, se priorizarán los proyectos o programas que tengan lugar al menos uno de los países señalados como prioritarios en las bases y que son los de América Central, Caribe, América del Sur, Norte de África, Oriente Próximo y África Subsahariana.

   En la selección y valoración de las propuestas se tendrá en cuenta, con respecto a la ONGD solicitante, la implantación y presencia en la provincia de Huelva, la capacidad organizativa y experiencia en la ejecución de proyectos de desarrollo, así como su implicación financiera en el proyecto.

   En relación a la contraparte local, se valorará su capacidad organizativa y su experiencia en proyectos de desarrollo con otros agentes de la cooperación internacional, su ámbito de actuación y especialización, su implicación en el proyecto, su aportación al presupuesto y la relación que mantiene con los beneficiarios.

   Además, en cuanto al proyecto, se valorará la adecuación a las prioridades de la convocatoria, la descripción de la zona y el contexto en el que se interviene, la lógica de intervención en relación a la adecuación a la problemática descrita así como la eficacia del procedimiento de ejecución, de los objetivos, actividades, resultados y sus medios de verificación, la coherencia y eficiencia del presupuesto y recursos solicitados, la identificación y participación de los beneficiarios y la viabilidad técnica y financiera, así como el impacto económico y social del proyecto.