UCAUCE presenta su informe sobre la VUELTA AL COLE 2021 en Andalucía

 

 

  • Como mínimo, la vuelta al cole representa para las familias un gasto medio de 440 euros en un colegio público, de 560 euros en un colegio concertado y puede llegar a los 1.220 en un centro privado.

  • La dotación de equipos informáticos y la conectividad a Internet de los hogares puede representar un desembolso adicional medio de 650 euros.

  • A todo ello además habrá que sumar un año más aquellos gastos por productos de seguridad e higiene vinculados a las medidas de protección frente al Covid-19.

    Andalucía, 4 de septiembre de 2021. Como viene siendo tradicional cada año, la Unión de Consumidores de Andalucía (UCAUCE) ha realizado, mediante encuesta-sondeo a padres y madres y en el conjunto de las provincias andaluzas, su informe sobre previsión de gastos para la vuelta al cole en el nuevo curso 2021-2022. Tras el verano, con la inminente vuelta al cole, para muchas familias andaluzas comienza su particular “cuesta de septiembre”, pues serán muchos los gastos excepcionales a los que deben enfrentarse. En pocos días, muchos niños y niñas regresarán a las aulas y deberán hacerlo con libros, materiales escolares, ropa escolar o deportiva, equipamientos para el estudio, además del pago de otros extras como el transporte, el comedor, u otras actividades extraescolares.

    A todos estos totales y ante el crecimiento de recursos educativos online habría que sumar el desembolso medio anual de 650 euros para la dotación de equipos informáticos y la contratación de la conectividad de Internet para los hogares. Gastos en equipos informáticos, monitores, auriculares, impresoras o la necesaria contratación de conexión a Internet de los hogares por cable o fibra se presentan como nuevas e imperiosas necesidades, con un considerable incremento de sus previsiones de gasto. Por último, a todo ello, además habrá que sumar aquellos gastos por productos de seguridad e higiene vinculados a las medidas de protección frente al Covid-19.

    En definitiva, todo ello representa en este periodo un importante desembolso para las maltrechas economías familiares, desembolso que también se verá multiplicado según el números de niños/as en edad escolar que haya en cada casa.

    Los datos de nuestro sondeo sobre las previsiones de gasto nos indican que, si las familias optan por un colegio privado el desembolso medio a realizar asciende a la cifra total de 1.220 euros, incluyendo la matrícula. En el caso de un centro concertado la cifra ronda los 560 euros, mientras que en los colegios públicos la cantidad asciende a 440 euros.

    En este estudio de UCAUCE nos referimos a los costes medios que supone la vuelta al cole, y aclaramos que, dependiendo de determinadas decisiones de consumo, los desembolsos pueden ser inferiores o superiores. Uniformes, material escolar, comedor y transporte escolar son los principales conceptos que conforman el gasto de la vuelta al cole para el próximo curso académico.

    Como viene siendo tradicional, al final de esta nota ofrecemos la tabla de previsión de gastos en función las diferentes partidas tomadas en consideración en nuestra encuesta / sondeo..

    Siendo un importante desembolso para muchas economías domésticas andaluzas, la intención última de UCAUCE al presentar este informe es también trasladar a las familias un amplio y necesario repertorio de consejos y recomendaciones.

    DECÁLOGO DE CONSEJOS:

    1) Resulta siempre conveniente hacernos un presupuesto previo y llevar un control de los gastos. Una simple contabilidad doméstica nos permitirá conocer al detalle todos los gastos hasta el más insignificante y nos ayudará a reducir el coste que supone el regreso a las aulas.

    2) Con carácter previo es interesante repasar todo el material escolar que tenemos en casa y hacer una lista exclusivamente con lo que realmente necesitamos. Si tenemos más hijos, seguro que por casa tenemos carpetas, estuches etc. que haya utilizado el mayor y al que aún se le pueda sacar provecho. Hay que saber reciclar el material. Hay artículos que no tienen que renovarse cada año. La tarea de «negociar» o intentar hacer ver a los niños la importancia del ahorro y el valor de las cosas es una cuestión educacional que debe ser tenida en cuenta. Frente a los menores prescriptoresm resulta conveniente mantener con ellos una conversación previa al respecto.

  • 3) Consultar las posibles ayudas de las administraciones públicas o asociaciones AMPA para la adquisición de materiales escolares o de apoyo al estudio en general (becas, comedor, transportes, libros, material escolar, etc).

    4) Ajustarse a las necesidades del niño o la niña y no dejar las compras para el último día, ni comprarlo todo a la vez y en el mismo establecimiento. La previsión en las compras, así como su dosificación en el tiempo, permitirán comparar precios y no tener que hacer frente de golpe a un gran desembolso de dinero. No comprar todo el material en el mismo establecimiento, ya que puede haber importantes variaciones de precios. Siempre hay que comparar entre establecimientos y, si lo hacemos a través de Internet, puede ser más fácil. Tener cuidado con el tipo de ofertas “llévese 3 y pague 2“ que son habituales en estas fechas, ya que acabaremos adquiriendo más material del que realmente necesitamos.

    5) Intentar no dejarse llevar por los reclamos publicitarios y procurar no caer en argumentos marquistas. Huir de las marcas o de los productos escolares más publicitados. Numeroso material escolar utiliza personajes del mundo de la animación, de la televisión o del cómic para promocionar su venta. Este tipo de recursos de marketing supone un incremento del precio del producto final, puesto que el consumidor debe asumir los costes de derechos de autor y de promoción publicitaria en medios. Frente a ello es también importante recordar que los productos de las llamadas “marcas blancas» pueden suponer un considerable ahorro.

    6) En cuanto a la ropa y calzado, es conveniente sacar partido de todo lo que se pueda seguir utilizando del año anterior. Hacer una lista con lo necesario y aprovechar las ofertas para comprar lo que se necesite. En caso de utilizar uniforme, revisar la ropa de otros años para comprobar aquellas prendas que pueden seguir utilizándose. Adquirir los packs de camisetas, calcetines y demás ofertas que sale más económico.

    7) En la medida de lo posible, evitar el uso excesivo de la tarjeta de crédito. Tampoco aconsejamos recurrir a créditos rápidos para la financiación de los gastos de la vuelta al cole. Suelen ser especialmente caros en cuanto a los intereses y nos pueden dar sorpresas desagradables en los próximos meses.

    8) Conservar los tickets y facturas de las compras para posibles devoluciones o reclamaciones, especialmente del material informático y equipos auxiliares.

    9) En caso de que se vaya a hacer uso de ellos, es importante comprobar que todo está en orden respecto a los medios de transporte (rutas, horarios, comodidad y seguridad) y los comedores (higiene, seguridad, calidad nutritiva de los menús y pedagogía alimentaria).

    10) Tener en cuenta la opinión de los pequeños en la elección y programación de actividades extra-escolares de modo que no se conviertan en una odiosa imposición, sino una posibilidad más, aceptada por ellos, de aprender y disfrutar.

    RECLAMACIONES

    Finalmente, desde UCAUCE queremos recordar que en este proceso de compras, padres y madres deben estar vigilantes y realizar las reclamaciones pertinentes si entienden que se han vulnerado sus derechos como personas consumidoras o usuarias. En este sentido, desde UCAUCE ponemos a disposición de la ciudadanía nuestros servicios de gestión de las reclamaciones por defectos de fabricación de los productos, devoluciones, incumplimientos de garantías, etc. Para todo ello, desde UCAUCE ponemos a disposición de las personas afectadas toda la red de oficinas territoriales de la organización, con el fin de recepcionar y tramitar las quejas o reclamaciones y buscar solución a las mismas.

    TABLA DE PREVISIÓN DE GASTOS PARA LA VUELTA AL COLE 2021

    PUBLICO

    CONCERTADO

    PRIVADO

    COMEDOR

    90

    140

    160

    TRANSPORTE

    65

    85

    95

    UNIFORME /ROPA

    120

    150

    200

    LIBROS

    0

    0

    265

    MATERIAL ESCOLAR

    90

    100

    120

    MATRÍCULA

    0

    0

    280

    OTROS

    75

    85

    100

    TOTAL

    440

    560

    1.220

Menos de la mitad de las personas consumidoras conoce el derecho de desistimiento en las compras online

  • La comodidad, primer argumento para las compras a distancia.
  • Ocho de cada diez conocen comercios locales que se han adaptado y ahora venden online y/o reparten a domicilio.

Málaga, 19 de julio de 2021. Sin duda, el Covid-19 ha transformado nuestras vidas. También en todo lo relacionado a cómo realizamos nuestras compras u organizamos nuestros presupuestos. Por ello, en los últimos meses se han recogido desde la Unión de Consumidores de Málaga (UCAUCE) los datos de una encuesta a través de la que conocer cómo la pandemia ha modificado nuestra forma de comprar o cómo nos hemos adaptado a las diferentes circunstancias y medidas. Esta actividad se ha llevado a cabo dentro del proyecto «Que no te consuman» subvencionado por el Área de Comercio del Ayuntamiento de Málaga.

Los datos más significativos son:

El 85% de la muestra afirma realizar compras online. En cuanto a la periodicidad con la que realizan esas compras, casi la mitad de los/as participantes ha indicado que las lleva a cabo de forma esporádica (47,6%). El 22,6% afirma realizar alguna compra de forma mensual, mientras que un 8,3% compra por Internet al menos una vez a la semana. Misma cifra que indica que sol compra en campañas puntuales, como rebajas o Black Friday.

En relación a si los comercios donde se compra online cuentan con comercio físico, un 60% dice que algunas sí y otras no. Un 21,2% indica que no tienen tienda física y un 18,8% subraya que sí.  Sobre el tipo de comercio en que se realizan las compras, 53,1% de los encuestados compran en grandes cadenas de ropa y textil, seguido de un 40,7% que lo hace en grandes cadenas conocidas de aparatos electrónicos y/o de entretenimiento. El 19,8% realiza sus compras hace en supermercados e hipermercados, el 16% en tiendas locales o de barrio y un 19,8% en otro tipo de comercios.

Sobre el motivo por el que comprar online, la mayoría de encuestados señalan como argumento la comodidad con un 75% de las respuestas, seguido de aquellos que quieren evitar aglomeraciones con un 42,9% y aquellos que tienen falta de tiempo para ir presencialmente al establecimiento con un 34,5%. En el lado contrario con el menor porcentaje de respuestas encontramos los que tienen falta de establecimientos y comercios en el municipio con un 28,6% y finalmente aquellos que tienen imposibilidad de acudir presencialmente debido a las restricciones horarias y/o de movilidad con un 25%.

En cuanto a la recepción de las compras online, más del 90% indica que recibió los productos en el plazo acordado y más del 95% que el artículo era acorde a su publicidad.

Uno de los derechos más importantes en las compras online – por ser contratos de venta a distancia – es el derecho de desistimiento, que otorga al usuario el plazo de 14 días naturales para pensar sobre el servicio contratado o el producto recibido, pudieron rescindir el contrato sin penalización ni costes. Por ello, se consultó a los encuestados si conocían este derecho, obteniendo un 45,9% de respuestas afirmativas. Sin embargo, un 30,6% desconoce este derecho y casi el 24% dice ‘sonarle de algo’. De hecho, el 62,4% no lo ha ejercido nunca. Además, el 93,3% de la muestra indica que no ha tenido problemas en la devolución del producto en ese plazo. Para los usuarios que tuvieron algún problema, tan solo el 17,9% interpuso reclamación. Para más del 82% se resolvió de forma satisfactoria.

Asimismo, en cuanto al comercio de proximidad, un 83,1% conoce algún establecimiento local que comenzó a ofrecer sus productos mediante compra online y/o reparto a domicilio debido a las restricciones. Sobre estos comercios, casi el 60% considera que no pueden competir en igualdad de condiciones ante las grandes cadenas o superficies.