Pacto Andaluz por la Vivienda. (14/1/2008)

 
SE ADHIEREN LOS CONSUMIDORES

Esta tarde, las tres federaciones de consumidores andaluzas, UCE-Andalucía, Al-Andalus y Facua, han firmado el documento de adhesión al Pacto Andaluz por la Vivienda valorando positivamente que el desarrollo del mismo haga efectivo el derecho a una vivienda digna.

En palabras del presidente de UCE-Andalucía, Juan Moreno, “con esta adhesión se materializa una petición que hicimos hace tiempo a la Junta de Andalucía y que implica nuestro reconocimiento formal como interlocutores de los consumidores en procesos como éste”.

Este acuerdo contempla varias demandas y reivindicaciones que ya hizo en su día UCE-Andalucía y que recogen plenamente el derecho a la vivienda digna:

– Fomentar la construcción de viviendas protegidas en Andalucía dirigidas a las personas con menor nivel de renta, así como la mejora y el aseguramiento de la calidad de la misma.

– La colaboración de UCE-Andalucía en la elaboración de propuestas normativas que se redacten durante el desarrollo del acuerdo, especialmente los Planes Andaluces de Vivienda y Suelo.

– La información periódica por parte de la Junta de Andalucía a las organizaciones firmantes, especialmente en los aspectos en los que los consumidores se vean más afectados.

– El compromiso por parte de la administración de incluir a las organizaciones de consumidores como UCE-Andalucía en los órganos de participación que se constituyan para el seguimiento y control del Pacto por la Vivienda.

– El compromiso por parte de las organizaciones de consumidores a canalizar las propuestas que afecten a los intereses de los consumidores a través de las comisiones de participación que se creen.

Se trata, en suma, de un importante paso adelante en lo que se refiere a un principio rector de la política socioeconómica como lo es el derecho a la vivienda, sobre todo si tenemos en cuenta que no sólo importa el derecho a la misma. Como apuntaba Juan Moreno: "el pacto también hace hincapié en la calidad que presentan las viviendas, una cuestión especialmente controvertida si tenemos en cuenta las irregularidades que se están llevando a cabo en el sector”.

La vivienda ha encabezado históricamente el listado de sectores de quejas y reclamaciones (sólo superada recientemente por las telecomunicaciones). De hecho, en 2006, UCE-Andalucía registró 9.758 consultas y reclamaciones relacionadas con la compra-venta, el arrendamiento y los defectos o vicios ocultos.

Pacto Andaluz por la Vivienda. (14/1/2008)

 
SE ADHIEREN LOS CONSUMIDORES

Esta tarde, las tres federaciones de consumidores andaluzas, UCE-Andalucía, Al-Andalus y Facua, han firmado el documento de adhesión al Pacto Andaluz por la Vivienda valorando positivamente que el desarrollo del mismo haga efectivo el derecho a una vivienda digna.

En palabras del presidente de UCE-Andalucía, Juan Moreno, “con esta adhesión se materializa una petición que hicimos hace tiempo a la Junta de Andalucía y que implica nuestro reconocimiento formal como interlocutores de los consumidores en procesos como éste”.

Este acuerdo contempla varias demandas y reivindicaciones que ya hizo en su día UCE-Andalucía y que recogen plenamente el derecho a la vivienda digna:

– Fomentar la construcción de viviendas protegidas en Andalucía dirigidas a las personas con menor nivel de renta, así como la mejora y el aseguramiento de la calidad de la misma.

– La colaboración de UCE-Andalucía en la elaboración de propuestas normativas que se redacten durante el desarrollo del acuerdo, especialmente los Planes Andaluces de Vivienda y Suelo.

– La información periódica por parte de la Junta de Andalucía a las organizaciones firmantes, especialmente en los aspectos en los que los consumidores se vean más afectados.

– El compromiso por parte de la administración de incluir a las organizaciones de consumidores como UCE-Andalucía en los órganos de participación que se constituyan para el seguimiento y control del Pacto por la Vivienda.

– El compromiso por parte de las organizaciones de consumidores a canalizar las propuestas que afecten a los intereses de los consumidores a través de las comisiones de participación que se creen.

Se trata, en suma, de un importante paso adelante en lo que se refiere a un principio rector de la política socioeconómica como lo es el derecho a la vivienda, sobre todo si tenemos en cuenta que no sólo importa el derecho a la misma. Como apuntaba Juan Moreno: "el pacto también hace hincapié en la calidad que presentan las viviendas, una cuestión especialmente controvertida si tenemos en cuenta las irregularidades que se están llevando a cabo en el sector”.

La vivienda ha encabezado históricamente el listado de sectores de quejas y reclamaciones (sólo superada recientemente por las telecomunicaciones). De hecho, en 2006, UCE-Andalucía registró 9.758 consultas y reclamaciones relacionadas con la compra-venta, el arrendamiento y los defectos o vicios ocultos.