UCE afirma que los afectados por Riverduero han pasado de ser “cómplices” a “víctimas”… (20/2/200

 

El secretario general de la Unión de Consumidores, Juan Moreno, ha asegurado que “la constante aparición de chiringuitos financieros en países como España, que no son paraísos fiscales, resulta sorprendente y la única explicación que podemos encontrar es la falta de control por parte de la administraciones, así como una débil capacidad de sanción por parte de las autoridades públicas”.
Moreno ha señalado que debemos tener en cuenta además que el perfil de los afectados por el caso Riverduero no responde al del consumidor “al que habitualmente representamos”. “Asociaciones como UCE debemos mostrar cierta cautela y pudor ante estos colectivos, puesto que se trata de inversores que han desembolsado grandes cantidades de dinero cuya procedencia, en algunos casos, sería exigible demostrar”, indicó el secretario general de la asociación.
“Además, se trata de inversores a los que se les supone capacidad económica suficiente para contratar servicios de asesoramiento previo por lo que están en disposición de ser informados profesionalmente. Los afectados han estado ganando importantes sumas de dinero durante tiempo sin ofrecer explicaciones, han sido cómplices de la actividad de la empresa, y ahora se consideran víctimas”, agregó.

UCE advierte de que en el mercado continúan su actividad empresas de inversión ilegales, que no están controladas por la administración financiera en su conjunto (CNMV, Banco de España, etc) y que en cualquier momento pueden provocar situaciones similares a las de Riverduero. Estas empresas son difíciles de detectar ya que no generan ninguna denuncia por parte de los usuarios mientras éstos obtienen los beneficios prometidos.

UCE advierte de la necesidad de desconfiar de aquellas empresas que garantizan rentabilidades superiores a las que ofrece el mercado de forma habitual y que antes de realizar cualquier inversión es necesario ser cauto y consultar ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las pertinentes autorizaciones y la legalidad de la actividad financiera. 

La CNMV tiene habilitada en su página web un listado con una relación de empresas no autorizadas para desarrollar actividades de inversión, muchas de ellas con expedientes abiertos. La web dispone además de un buscador en el que los inversores pueden consultar la legalidad o no de determinadas empresas.

UCE recuerda los consejos que ofrece la CNMV ante este tipo de chiringuitos financieros cuya actividad se encuentra fuera de control por parte de la administración:

1.- Verifique la existencia y legalidad de la empresa llamando a la CNMV
2.- No se deje empujar a decisiones precipitadas.
3.- Exija siempre que le envíen por correo información por escrito acerca de la inversión y de la empresa que la ofrece.
4.- No haga ninguna inversión que no comprenda totalmente.
5.- Para evaluar una inversión, no hay que fijarse exclusivamente en que ofrezcan altas rentabilidades, hay que comparar éstas con las que ofrece el mercado para productos similares y contemplar otras
variables como “riesgo”, “solvencia del intermediario”, etc.
6.- Pregunte qué Ley concreta regula la actividad de la empresa que le ofrece la inversión y en qué organismo ha de estar registrada.
7.- Si  se trata de una inversión u operación complicada, antes de
decidirse solicite una segunda opinión de terceras personas.
8.- Desconfíe absolutamente de testimonios que Vd. mismo no pueda verificar.
9.- Muchas veces colgar el teléfono o no dejarse entusiasmar por un
folleto publicitario, es la mejor inversión.

Sólo cabe reiterar el viejo dicho de que “nadie da duros a cuatro pesetas” y que, sobre todo para no expertos y con mayor motivo hoy día y con lo que todos ya sabemos, cualquier inversión exige un esfuerzo suplementario de sensatez para prevenir disgustos posteriores.

En cualquier caso y ante la más mínima duda, la CNMV dispone de una Oficina de Asistencia al Inversor con la que se puede contactar telefónicamente al número 902 149 200.

UCE insta a los usuarios del formato HD DVD a reclamar. (19/2/2008)

UCE considera que el anuncio de retirada de este sistema digital y la falta de producciones cinematográficas en este formato a la que abocaría esta circunstancia es un motivo más que suficiente para que los consumidores reclamen la devolución del importe o una compensación económica por parte del fabricante.

La Ley de Garantías es clara en este sentido, ya que indica que los bienes serán conformes con el contrato “siempre que sean aptos para los usos a que ordinariamente se destinen los bienes del mismo tipo”. La retirada del formato HD DVD por motivos comerciales ajenos a los consumidores es una razón objetiva que a corto o medio plazo hará inservible ese producto, al no comercializarse material audiovisual en dicho formato, por lo que UCE entiende que el comprador puede alegar falta de conformidad dentro del período de garantía establecido por la norma.

Hay que tener en cuenta que este tipo de productos lleva poco tiempo en el mercado español y, por lo tanto, muchos de los equipos se encuentran todavía en garantía. (La legislación española establece por un periodo de dos años).

UCE insta a los consumidores que hayan adquirido un equipo HD DVD a que se dirijan al punto de venta para manifestar su falta de conformidad con el producto adquirido y reclamar su devolución o una compensación por los perjuicios que la retirada del formato les ocasiona.