Menos de la mitad de las personas consumidoras conoce el derecho de desistimiento en las compras online

  • La comodidad, primer argumento para las compras a distancia.
  • Ocho de cada diez conocen comercios locales que se han adaptado y ahora venden online y/o reparten a domicilio.

Málaga, 19 de julio de 2021. Sin duda, el Covid-19 ha transformado nuestras vidas. También en todo lo relacionado a cómo realizamos nuestras compras u organizamos nuestros presupuestos. Por ello, en los últimos meses se han recogido desde la Unión de Consumidores de Málaga (UCAUCE) los datos de una encuesta a través de la que conocer cómo la pandemia ha modificado nuestra forma de comprar o cómo nos hemos adaptado a las diferentes circunstancias y medidas. Esta actividad se ha llevado a cabo dentro del proyecto «Que no te consuman» subvencionado por el Área de Comercio del Ayuntamiento de Málaga.

Los datos más significativos son:

El 85% de la muestra afirma realizar compras online. En cuanto a la periodicidad con la que realizan esas compras, casi la mitad de los/as participantes ha indicado que las lleva a cabo de forma esporádica (47,6%). El 22,6% afirma realizar alguna compra de forma mensual, mientras que un 8,3% compra por Internet al menos una vez a la semana. Misma cifra que indica que sol compra en campañas puntuales, como rebajas o Black Friday.

En relación a si los comercios donde se compra online cuentan con comercio físico, un 60% dice que algunas sí y otras no. Un 21,2% indica que no tienen tienda física y un 18,8% subraya que sí.  Sobre el tipo de comercio en que se realizan las compras, 53,1% de los encuestados compran en grandes cadenas de ropa y textil, seguido de un 40,7% que lo hace en grandes cadenas conocidas de aparatos electrónicos y/o de entretenimiento. El 19,8% realiza sus compras hace en supermercados e hipermercados, el 16% en tiendas locales o de barrio y un 19,8% en otro tipo de comercios.

Sobre el motivo por el que comprar online, la mayoría de encuestados señalan como argumento la comodidad con un 75% de las respuestas, seguido de aquellos que quieren evitar aglomeraciones con un 42,9% y aquellos que tienen falta de tiempo para ir presencialmente al establecimiento con un 34,5%. En el lado contrario con el menor porcentaje de respuestas encontramos los que tienen falta de establecimientos y comercios en el municipio con un 28,6% y finalmente aquellos que tienen imposibilidad de acudir presencialmente debido a las restricciones horarias y/o de movilidad con un 25%.

En cuanto a la recepción de las compras online, más del 90% indica que recibió los productos en el plazo acordado y más del 95% que el artículo era acorde a su publicidad.

Uno de los derechos más importantes en las compras online – por ser contratos de venta a distancia – es el derecho de desistimiento, que otorga al usuario el plazo de 14 días naturales para pensar sobre el servicio contratado o el producto recibido, pudieron rescindir el contrato sin penalización ni costes. Por ello, se consultó a los encuestados si conocían este derecho, obteniendo un 45,9% de respuestas afirmativas. Sin embargo, un 30,6% desconoce este derecho y casi el 24% dice ‘sonarle de algo’. De hecho, el 62,4% no lo ha ejercido nunca. Además, el 93,3% de la muestra indica que no ha tenido problemas en la devolución del producto en ese plazo. Para los usuarios que tuvieron algún problema, tan solo el 17,9% interpuso reclamación. Para más del 82% se resolvió de forma satisfactoria.

Asimismo, en cuanto al comercio de proximidad, un 83,1% conoce algún establecimiento local que comenzó a ofrecer sus productos mediante compra online y/o reparto a domicilio debido a las restricciones. Sobre estos comercios, casi el 60% considera que no pueden competir en igualdad de condiciones ante las grandes cadenas o superficies.

UCAUCE PRESENTA SU INFORME SOBRE LAS REBAJAS DE VERANO 2021

  • El gasto medio de la población andaluza se incrementa y superará este año los 60 euros por persona

  • El mayor optimismo de la población por la percepción de la superación de la pandemia se traduce en estas rebajas de verano en una previsión del incremento del gastos superior al 20%.

Andalucía, 30 de junio de 2021. Como es tradicional, la Unión de Consumidores de Andalucía (UCAUCE) presenta su informe sobre rebajas de verano en 2021 incorporando las tendencias y las previsiones de gastos de la población andaluza, con datos autonómicos y por provincias. También se trasladan las indicaciones, consejos y recomendaciones para afrontar con garantías este período estival de compras.

La fin del Estado de Alarma, la eliminación de las restricciones de movilidad y en general, la percepción de la superacion de la pandemia, generan en la población una sensación de optimismo, por la recuperación de las calles y de las relaciones sociales que se traduce en una necesidad de renovación de vestuario y en el consiguiente incrmento de la previsión del gasto en las rebajas de verrano 2021. En este sentido, si la previsión de gasto del pasado año 2020 apenas superaba los 50 euros, en este 2021, se constata una previsión de incremento del gasto que puede superar el 20%, llegando este año a situarse en los 60 euros de gasto medio por persona, en Andalucía

Por provincias Málaga (68,44 euros), Córdoba (66,25 euros) y Almería (64,26 euros) son las que más prevén gastar. Por el contrario Cádiz (52,08 euros) , Huelva (53,68 euros) y Granada (55,35 euros) son las que prevén menos gastos en rebajas. En cualquier caso, todas las provincias andaluzas incrementan su presición de gasto respecto al 2020.

PREVISIÓN DE GASTO REBAJAS DE VERANO

POR PROVINCIAS

ALMERÍA 64,26

CÁDIZ 52,08

CÓRDOBA 66,25

GRANADA 55,35

HUELVA 53,68

JAÉN 59,29

MÁLAGA 68,44

SEVILLA 62,40

ANDALUCÍA 60,21

Como viene siendo tradicional, por sectores de gasto, el textil sigue estando a la cabeza, y representará más del 60% del gasto previsto, seguido por el calzado y los complementos con un 15%. Los siguientes sectores de gasto en rebajas serían los relacionados con las compras para el hogar, que representan el restante 15% del gasto previsto.

Como viene siendo habitual desde UCAUCE aprovechamos la presentación de este informe para recordar a las personas consumidoras una serie de consideraciones a fin de paliar el desconocimiento y la incertidumbre que existe sobre la regulación de las rebajas. De entrada, con la normativa vigente, “las ventas en rebajas podrán tener lugar en los periodos estacionales de mayor interés comercial, según el criterio de cada comerciante”, el cual podrá decidir también libremente la duración de cada periodo. A continuación, señalamos las principales normas aplicables a las ventas en rebajas:

  • En cuanto a las condiciones generales de venta:

  • Si el establecimiento admite devoluciones durante toda la temporada, también debe hacerlo en época de rebajas.

  • Si el establecimiento admite el pago con tarjetas durante el resto del año, también debe aceptarlo durante el periodo de rebajas.

  • En cuanto a la información y publicidad:

  • Cuando se anuncia una venta en rebajas, el establecimiento debe disponer de existencias suficientes de productos idénticos para ofrecer al público en las mismas condiciones prometidas.

  • No podrá anunciarse la venta en rebajas de un establecimiento comercial cuando afecte a menos de la mitad de los productos ofrecidos en el mismo, sin perjuicio de que pueda anunciarse la de cada producto o artículo en concreto.

  • Tanto en la publicidad de estas ventas como en la información ofrecida a los consumidores, se deben indicar las fechas de comienzo y el final de las mismas.

  • En cuanto a los precios de los productos rebajados:

  • Las reducciones de los precios se consignarán exhibiendo, junto al precio habitual y sin superponerlo, el precio rebajado de los mismos productos o idénticos a los comercializados en el establecimiento.

  • Cuando se trate de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastará con el anuncio genérico de la misma sin necesidad de que conste individualmente en cada artículo ofertado.

  • En cuanto a la separación de los productos rebajados:

  • Cuando las ventas en rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados estarán debidamente identificados y diferenciados del resto.

  • Cuando se efectúe al mismo tiempo y en el mismo local ventas en rebajas y de saldos o en liquidación, deberán aparecer debidamente separadas con diferenciación de los espacios dedicados a cada una de ellas.

  • Y finalmente en cuanto a los artículos que no pueden ser vendidos como rebajas:

  • Los que estén deteriorados por alguna causa, ya que éstos son los considerados saldos.

  • Los adquiridos expresamente para esta finalidad.

  • Los que no estuvieran dispuestos en el establecimiento para la venta al consumidor con un mes de antelación a la fecha de inicio de la venta en rebajas.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

Como primera regla, desde UCAUCE se aconseja a las personas que acudan a las rebajas no realizar gastos superiores a su presupuesto o a los permitidos por la situación de la economía familiar. Para ello es fundamental comprar sólo lo necesario, controlar el gasto que se va realizando, no dejarse llevar por el impulso y evitar ir de compras como forma de ocio.

Otra precaución fundamental es la de elegir productos seleccionados antes del comienzo del periodo de rebajas, lo que permite conocer el precio anterior a la rebaja y evitar caer en la compra de productos de escasa calidad adquiridos expresamente para estas fechas por los comerciantes. En cualquier caso, desde UCAUCE se hace un llamamiento a los consumidores para que no olviden que la rebaja es de precios y no de derechos, haciendo valer los mismos en época de rebajas.

Finalmente, desde UCAUCE aconsejamos y recordados a las personas que compren en rebajas que:

  • Hay que comprobar que la calidad y la garantía del producto sean las mismas que en cualquier otra época del año.

  • Los productos de temporada son los únicos que se pueden ofertar en rebajas y lo normal es que hayan permanecido en la tienda antes de dichas rebajas.

  • En la etiqueta debe constar el precio antiguo y rebajado.

  • Las formas de pago deben ser las mismas que en cualquier otro periodo.

  • El ticket de compra o factura es imprescindible para realizar una devolución o reclamación. Además los comercios se encuentran obligados por ley a facilitarlo siempre.

  • Los productos rebajados deben estar claramente identificados y separados de los que no estén rebajados, para evitar con ello confusiones a los clientes.

  • Los elementos con taras, desfasados o con deterioros, deberán identificarse como saldos.

  • Hay que prestar especial atención al régimen de cambios o devoluciones que establezca el comercio, puesto que, salvo en caso de productos defectuosos, no tiene obligación de aceptarlo más que en las condiciones en que se haya informado al consumidor.

  • La persona consumidora tiene el derecho de pedir la hoja de reclamaciones si no está conforme. Los comerciantes se encuentran obligados por ley a facilitarla y en caso contrario se podrá denunciar al establecimiento ante las autoridades competentes en materia de consumo.

  • Tanto en rebajas como en cualquier otro periodo de compras es recomendable optar por comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.

Finalmente, un año más, desde UCAUCE queremos volver a recordar que la venta de saldos en lugar de productos de temporada rebajados, la ausencia o incorrecciones en el etiquetado o la limitación de los derechos de las personas consumidoras son los motivos de reclamación más frecuentes, aunque no los únicos.