LA UNIÓN DE CONSUMIDORES Y FINCAS TEATINOS FIRMAN UN ACUERDO DE COLABORACIÓN (01.10.10)

EL PRECIO DE LOS ALQUILERES HA BAJADO ENTRE UN 15% Y UN 18%

El precio de la vivienda en alquiler en España terminaba el ejercicio pasado con descensos de entre un seis y un diez por ciento en los principales mercados, entre ellos el malagueño. En la actualidad, no sólo está bajando el precio de la vivienda en alquiler, sino que también lo está haciendo el precio de la vivienda en venta, entre un 15% y un 18%.  Además, la media de venta oscila entre uno o dos pisos por oficina inmobiliaria.

En lo que se refiere a locales de negocios, los precios de los alquileres de los locales y oficinas se han ajustado en las grandes ciudades en torno al 15-20%, debido al estancamiento de la demanda y al cierre de numerosos negocios, lo que ha traído como consecuencia un aumento de los metros cuadrados disponibles. En los centros comerciales el ajuste ha sido aún mayor, un 30%.

Muchos comercios están establecidos en espacios alquilados, lo que significa que durante la crisis el esfuerzo financiero de las pymes y los autónomos para hacer frente a ese pago ha tenido que ser mayor. Ante la caída generalizada de los precios y el aumento de plazas ofertadas, hay varias opciones: cambiarse a un local mejor con más tráfico de potenciales clientes, en una calle más interesante incluso pagando menos, mudarse a unas oficinas con mejores instalaciones, o negociar a la baja el contrato actual. Pero no hay que tardar en decidirse, no sea que la tendencia cambie.

LA “SEGUNDA MANO” SE RESISTE A BAJAR PRECIOS

Los expertos están de acuerdo con que la solución para recuperar el sector inmobiliario pasa por un reajuste de precios. En este sentido, los promotores y dueños de viviendas de segunda mano sobre quienes recae esta responsabilidad.  Pero, las necesidades de unos y otros no son las mismas, así que nos encontramos que los promotores tienen más predisposición a negociar precios que los particulares, que no aceptan una negociación a la baja del precio.

BAJADAS DE INTERÉS Y LETRA PEQUEÑA

La Unión de Consumidores de Málaga informa a los ciudadanos del llamado tipo de interés mínimo en sus préstamos que generalmente se incluye en una cláusula en ‘letra pequeña’ dentro de las condiciones vinculantes. Las cláusulas suelos consisten en que algunos hipotecados tienen un tipo de interés mínimo, que no será rebajado pese a que el euribor rebase esa zona. Así, hay clientes de bancos y cajas con una cláusula suelo del 3% y que ahora siguen pagando ese interés pese a que el euribor está cerca del 1,5% , es decir el interés que éstos van a pagar nunca bajará de  un determinado tipo que generalmente oscila entre el 3,5% y el 4%. En este sentido, también hay que decir que, existen ya algunos bancos y cajas que han eliminado esta cláusula.

Para la Unión de Consumidores de Málaga estas cláusulas son abusivas ya que el cliente no se beneficiará de bajos tipos de interés en un escenario económico que empieza tímidamente a recuperarse.

El Banco de España se ha pronunciado en este asunto de forma favorable y considera positivas estas cláusulas defendiendo que contribuyen a la estabilidad del sistema financiero y de acceso al crédito. 

Por otra parte, la Unión de Consumidores de Málaga recuerda que los  sistemas de revisión de los intereses se pueden realizar de   forma anual o semestral, siendo más recomendable la primera opción para beneficiarse de forma más inmediata cualquier bajada de los intereses a las hipotecas.

En el caso de  la revisión anual las sucesivas bajadas de los intereses no se trasladarán hasta finales de año a la cuota de la hipoteca.

ES UN BUEN MOMENTO PARA EL COMPRADOR DE INVERSIONES DE LARGO PLAZO.

Actualmente, y tras la caída en picado del sector del ladrillo el pasado año, estamos asistiendo a una ligera recuperación del sector.

La reactivación de este mercado se está produciendo de una forma tímida y lenta, sobre todo en el mercado de la vivienda nueva.

De hecho, en este sector ha incrementado el número de ventas de forma razonable según las estadísticas.  Ahora mismo, las promotoras son quienes controlan el sector y ofertan precios muy atractivos que, por precio, convencen más que adquirir una vivienda de segunda mano. Este tipo de viviendas, aún no ha reajustado precios en el nuevo mercado.

En este sentido, encontramos un “desequilibrio” entre la oferta y los demandantes de vivienda: hay compradores, pero no hay viviendas.

De un lado de la balanza tenemos al cliente, que le atraen los precios más bajos, pero exige las mejores calidades, y del otro lado, tenemos al posible vendedor, que no quiere malvender sus posesiones. Este desequilibrio sólo se reajusta en el caso de que a algún vendedor le urja vender,  sólo en este caso la balanza se equilibra y se logra la venta.

EL ALQUILER Y SUS CONSECUENCIAS

Respecto a los alquileres, uno de los principales problemas que nos trasladan los clientes es la desprotección que tienen los propietarios ante el impago o destrozos por parte de los inquilinos.

Muchos de los propietarios no se animan a arrendar una vivienda por esa causa, a día de hoy el proceso para desahuciar a un inquilino moroso sigue siendo largo y lento (6 meses en el mejor de los casos).

Si las administraciones quieren fomentar que los propietarios alquilen sus propiedades, deberían tomar medidas eficientes para solucionar este problema.

 

 

Pages: 1 2