Prohibido el bisfenol A en los biberones de plástico (25.11.10)

BRUSELAS, 25 Nov. (EUROPA PRESS). La Unión Europea ha decidido prohibir, a partir de marzo de 2011, el compuesto químico bisfenol A en la fabricación de biberones, según anunció este jueves la Comisión Europea.

   La decisión fue adoptada por mayoría cualificada por el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Sanidad Animal en base a una directiva de la Comisión Europea. Llega después de meses de discusión entre el Ejecutivo comunitario, la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea, los Estados miembros y la industria del sector.

   El comisario de Salud y Consumo, John Dalli, indicó en un comunicado que el veto es "una buena noticia para los consumidores europeos". En este sentido, reconoció que existe "incertidumbre" en torno al bisfenol A y a las repercusiones que pueda tener "en el desarrollo, la respuesta inmune o el desarrollo de tumores".

   "La decisión tomada hoy es una buena noticia para los padres europeos que pueden estar seguros de que, a mediados de 2011, las botellas de plástico infantiles no incluirán" el compuesto, explicó el comisario. El veto a la fabricación entrará en vigor el 1 de marzo de 2011 y se prohibirá la distribución e importación a partir del mes de junio.

La Comisión Europea quiere eliminar el azúcar añadido en los zumos (22.09.10)

22 de septiembre de 2010.Bruselas ha propuesto modificar la normativa vigente sobre zumos de frutas, para así prohibir el añadido de azúcar. Esta medida se enmarca dentro de la nueva política emprendida por la Unión Europea  que pretende la promoción de una dieta sana y equilibrada.

Si esta propuesta fuera aprobada, sólo estaría permitido añadir azúcar a los néctares y algunos productos específicos pero siempre que la etiqueta lo advirtiera. También desde Bruselas se empieza a plantear la posibilidad de incluir los tomates dentro de la lista de productos empleados en la elaboración de los zumos.  

 La mayoría de estas iniciativas persiguen incluirse dentro de las reglas internacionales incorporando varios elementos adicionales del Codex Alimentarius en la legislación europea, teniendo también en cuenta el Código de Prácticas de la Asociación Europea de Zumos de Frutas.

   La actual directiva contiene normas sobre la producción, composición y etiquetado de los zumos de frutas y productos similares destinados al consumo humano para garantizar su libertad de movimiento en la UE. La propuesta seguirá el procedimiento legislativo habitual en el Parlamento Europeo y el Consejo.